Café sí o no, mi opinión y decisión personal

Utilizamos la cafeína y la teína para tener energía por la mañana, para aguantar la dura jornada de trabajo o también como laxante o diurético. Pero si nos paramos un momento a reflexionar, ¿no sería mejor dejar de necesitar un estimulante para levantarnos, para aguantar la jornada de trabajo y para ir al baño? Estamos cansados por la mañana porque dormimos pocas horas, porque cenamos tarde y demasiado, porque no desayunamos algo que nos genere energía y porque tenemos malas digestiones, dolores musculares, desajustes hormonales o quebraderos de cabeza.

Lo cierto es que la cafeína -y la teína- dan una energía falsa y provocan estrés en nuestro cuerpo, lo acidifican, y suprimen las glándulas suprarrenales. Generan adrenalina pura y de forma rápida, que luego como tal baja bruscamente. Cuando esto ocurre, volvemos a necesitar un café, un refresco carbonatado, un pastel, una galleta, unas golosinas, una pizza, pan o cualquier «alimento» al que le asociamos energía y bienestar instantáneo. Es en estos momentos cuando entramos en una espiral parecida a la que genera la ingesta de azúcar. Y si encima le añadimos azúcar al café nos encontraremos con toda seguridad en una montaña rusa de glucosa y energía. Con estas subidas y bajadas de glucosa ya podemos olvidarnos de estar sanos por dentro y bellos por fuera, lo único que conseguiremos es tener ojeras, una piel opaca y sin brillo y cero energía para luchar por nuestros objetivos.

Nuestro cuerpo absorbe y transporta la cafeína a nuestra sangre y a nuestros órganos, entre ellos el hígado. Este órgano de desintoxicación natural intenta metabolizar la cafeína, al igual que hace con el resto de alimentos y sustancias que entran en nuestro organismo, pero se ve sobrecargado por ello y ralentiza su capacidad natural de eliminar toxinas y de metabolizar el cortisol, que es la hormona que se encarga del almacenamiento de la grasa en la zona del abdomen. La consecuencia es nefasta: grasa acumulada y cargada de toxinas. De modo que si no queremos aumentar de peso y acumular grasa en la zona del abdomen es mejor evitar la cafeína.

Por otro lado, ¿has notado alguna vez taquicardia o agitación después del consumo de cafeína o teína? Esto es debido a que la cafeína y la teína favorecen la producción de norepinefrina, una hormona del estrés que afecta al cerebro y al sistema nervioso, acelerando el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Es por este mismo motivo que cuando alguien tiene la tensión baja se le recomienda como remedio popular tomar un café.

Además, la cafeína y la teína inhiben la absorción del hierro y del calcio, de modo que podemos otorgarles la categoría de antinutrientes. Al menos, es importante no tomarlos junto con las comidas, para que el organismo pueda absorber bien estos minerales. Como opciones alternativas que no estresen nuestro cuerpo ni saturen nuestro hígado contamos con las infusiones de hierbas, que además son ricas en antioxidantes; el té mu, que aporta muchísima energía al tiempo que alcaliniza el pH de la sangre; el café de cereales -ahora ya encontramos marcas eco sin gluten, como Naturata-; el té kukicha; el té bancha; o el rooibos.

15 respuestas

  1. Hola!!

    A mi el cardiologo me quitó hace tiempo la cafeina, así que he tenido que aprender a vivir sin ella, y, aunque echo de menos a veces esa sensación de activación que te genera, cambiar el te por el rooibos (el rooibos chai no tiene nada que envidiarle al te chai) y por el cafe del desayuno por el eko o simplemente por batidos de frutas, me hace sentir muy mejor, y mi corazoncito lo agradece, que no tenía ni 30 año cuando empezo a revelarse, jejejejejee Pero ahora estoy bien ¡¡ehhh!!

    Saludos y gracias por tus consejos

  2. Hola Núria!
    Me gustaría hacerte una pregunta en relación al café y el deporte. Yo entreno en ayunas y hace mucho tiempo que dejé de tomar café, pero diversas personas me han aconsejado que tomase antes de ir al gimnasio uno. ¿Qué efectos produce en esta circumstancia? ¿Depende también de la intensidad del trabajo que vayamos a realizar?
    ¡Muchas gracias!

      1. Nuria, sí, depués de leer sus artículos fue cuando me surgieron las dudas. Él sí que recomienda el consumo de café antes de entrenar…
        y yo ya no sé qué pensar o hacer…

        1. Cristina, yo considero que hay que aprender a escucharse uno mismo. El café puede ser «bueno» para unas cosas y menos beneficioso para otras. Siempre hay que poner nuestras decisiones en una báscula y valorar por nosotros mismos. Teorías hay infinitas, nosotros somos únicos. 🙂

  3. Yo dejé de beber café hace un mes y a parte al principio que tenía que romper sobretodo la adicción del acto de tomar café en compañía, luego todo lo que he experimentado han sido beneficios y bienestar.

    Yo lo aconsejaría es dejar de beber café ya que no son solo los efectos negativos de esta substancia en nuestro cuerpo pero además tenemos que añadirle los efectos del azúcar (creo que la mayoría toma café con azúcar) substancia sin nutrientes y altamente adictivo.

    Núria, para la gente que a lo mejor quiere dejar de beber café, nos podrías dar algunos consejos? que hábitos se podrían integrar a nuestra vida para facilitar el proceso? y, físicamente y emocionalmente, de donde viene este deseo que tenemos por el café?

    Mil gracias 🙂

  4. Hola Nuria!

    Súper bien explicado. En efecto, he podido comprobar (me gusta tomarte mi café con leche por las mañanas) que cuando me he excedido en cafeína o teína, mi cuerpo responde con taquicardias y no solamente eso, es que cuando desciendo la adrenalina en nuestro cuerpo, se sufre el efecto rebote: cansancio, ganas de dormir, fatiga, etc..

    Un abrazo!

  5. Hola Iris,
    El café descafeinado está procesado con la finalidad de extraerle la cafeína. No es una opción para mi. ¿Has probado el café de cereales? Ahora lo hacen incluso sin gluten!
    Un abrazo,
    Nuria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: NURIA ROURA SEN SL. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN NUESTRA PAGINA WEB.