Libro recomendado: El estudio de China

El libro El estudio de China es un básico en la estantería de cualquier persona interesada en su salud y alimentación. En el libro se exponen las conclusiones de un estudio de nutrición de más de dos décadas realizado por el Doctor T. Colin Campbell – científico y nutricionista – y su hijo el Doctor Thomas M. Campbell para ver los efectos que tiene la alimentación en la dieta, la pérdida de peso y en la salud a largo plazo. Con este estudio donde se comparaba la alimentación de la China rural con la americana, se quería ver sobretodo qué efecto tiene el consumo de proteínas animales sobre enfermedades occidentales que padecen tantos americanos, como la diabetes, problemas cardiovasculares o el cáncer.

El Doctor Campbell y su tratado

El Doctor Campbell también quería con este libro desvelar a todos los norteamericanos que aquello que les han enseñado sobre los alimentos, la salud y las enfermedades son erróneos. Para que te hagas una idea, el Doctor Campbell empieza el libro con una introducción en la que afirma –según estudios científicos- que:

  • El cambio en la dieta puede conseguir que los pacientes diabéticos abandonen su medicación.
  • Las enfermedades coronarias pueden revertirse mediante meros cambios en la dieta.
  • El cáncer de mama se relaciona con los niveles de hormonas femeninas en sangre, determinadas por los alimentos ingeridos.
  • Los antioxidantes presentes en frutas y hortalizas promueven un mejor rendimiento mental en la vejez.
  • La diabetes tipo 1, una de las enfermedades más devastadoras que puede sufrir un niño, está vinculada a los hábitos alimentarios infantiles.
  • Los fármacos y la cirugía no curan las enfermedades que matan a la mayoría de los americanos.
  • Los suplementos vitamínicos y de nutrientes no ofrecen protección a largo plazo contra las enfermedades.
  • Las sustancias químicas sintéticas presentes en el medio ambiente y en tus alimentos, a pesar de ser problemática, no son la causa principal del cáncer.

Las 4 partes de la estructura del Estudio de China

La primera expone cual es el estado actual de la población americana por lo que se refiere a salud; la segunda parte trata sobre las enfermedades actuales más comunes (cardiovasculares, obesidad, diabetes, cáncer, auto-inmunes, óseas, renales, oculares y cerebrales); la tercera parte es una guía de cómo comer para estar bien nutridos y gozar de salud; y en la cuarta parte del libro habla sobre el lado oscuro de la ciencia y la industria que hay detrás.

Lo que más nos interesa recalcar aquí es el tipo de alimentación que según el Doctor Campbell hay que seguir para gozar de buena salud y minimizar el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Según el doctor, la mejor dieta es aquella que está basada en plantas, entendiéndola como el consumo regular de verduras, fruta, cereales integrales y legumbres. Y según Campbell, esta dieta hay que complementarla con una cantidad razonable ejercicio físico.

En el libro El Estudio de China el Dr. Campbell nos recomienda consumir a diario

Fruta: naranja, kiwi, manzana, pepino, tomate, aguacate, frutos rojos, arándanos, melocotón, mora, pomelo, papaya, naranja, melón, pera, frambuesa.

Verduras, hortalizas, tubérculos: verduras de color verde oscuro, col, col rizada, coles de Bruselas, brócoli, coliflor, espinaca, acelga, apio, espárrago, alcachofa, hojas de nabo, hojas de mostaza, hojas de remolacha, endivia, bok choi, lechuga, patata, zanahoria, nabo, cebolla, puerro, rábano, colinabo, remolacha.

Algas.

Plantas aromáticas: perejil, albahaca, cilantro.

Legumbres: azuki, lentejas, judías blancas y pintas, alubias, guisantes, soja, judías verdes.

Hongos: shiitake, champiñón, portobello y setas en general.

Frutos secos: nueces, almendras, nueces de macadamia, pecanas, anacardos, avellanas, pistachos.

Cereales integrales: trigo sarraceno, mijo, kamut, arroz, sorgo, teff, centeno, avena, trigo, cebada, amaranto, quinoa, espelta.

Por otro lado, aconseja reducir

Carbohidratos refinados: pasa no integral, pan blanco, crackers, azúcares y la mayoría de postres y tartas.

Aceites vegetales añadidos: aceite de maíz, de cacahuete, de oliva.

Pescado: salmón, trucha, bacalao.

Y, finalmente, el Dr. Campbell recomienda evitar

Carne roja: filete, hamburguesa, manteca de cerdo.

Aves: pollo, pavo.

Productos lácteos: queso, leche, yogur.

Huevos: los huevos y también los productos con alto contenido en huevos como por ejemplo la mayonesa.

El estudio de China_Alimentación SEN

Siguiendo las propias recomendaciones del Dr. Campbell, quiero proponerte simplemente que pruebes de seguir durante 21 días una dieta vegana, porque aunque este tiempo no es suficiente para obtener beneficios a largo plazo, sí podrás beneficiarte de tres cosas muy importantes:

  • Probarás algunos alimentos saludables y sabores nuevos que te encantarán y los incluirás para siempre en tu alimentación.
  • Te sentirás mucho mejor enseguida. Según el Dr. Campbell, si te haces unos análisis antes y después de la dieta es muy posible que haya cambios significativos.
  • Descubrirás que este tipo de dieta es mucho más fácil de seguir de lo que creías y te adaptarás rápidamente. Te darás cuenta que es totalmente factible seguir una alimentación vegetariana disfrutando de ella.

Lo único que tienes que tener en cuenta si te unes al reto de seguir una dieta vegana durante 21 días es lo siguiente:

  • Necesitarás organizarte un poco más de lo habitual hasta que te acostumbres a los nuevos alimentos, tiendas donde comprar y recetas nuevas. Todo cambio requiere un período de adaptación.
  • Debes estar abierto a los nuevos sabores, texturas y estilos de cocción. Aprovéchalo para prestar atención a tus gustos y quedarte con aquello que te satisface y no volver a caer en lo que no te ha gustado.
  • Quítate los prejuicios de la cabeza y elimina de tus creencias que si no hay carne en el plato te van a faltar proteínas y hierro o de que la leche es tu fuente de calcio.
  • No tengas en cuenta los comentarios de tu familia, amigos o compañeros de trabajo, ellos están igual o más asustados que tu frente a los cambios.
  • No intentes convencer a nadie de que te siga o de que lo que estás haciendo es lo mejor porque si se sienten amenazados o cuestionados va a ser peor. Hazlo por ti y para ti.
  • Es normal que al principio tengas el sistema digestivo un poco extraño. Es sólo algo temporal por el hecho de incluir más fibra y cambiar la dieta en general.
  • Aprovecha para ir a algún restaurante vegetariano de calidad para disfrutar de la comida, sobretodo si no eres muy cocinitas y no te desenvuelves muy bien entre fogones.
  • No te asustes si te da la sensación que gastas más dinero en la comida, a la larga verás como es incluso más barato.
  • Anota en un diario de alimentos lo que vas comiendo y cómo te sientes. Esto te dará la clave para darte cuenta lo bien que te está sentando este tipo de alimentación y ver también qué te gusta más o qué digieres mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: NURIA ROURA SEN SL. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN NUESTRA PAGINA WEB.