Alojamiento

Los retiros se hacen en Can Cadet, una masía típica catalana del siglo XVIII con una larga historia y tradición en la comarca de Osona.

La masía se encuentra en un entorno privilegiado, entre la Creu de Gurb y Sant Sebastià, y casi a 1 km de la ciudad de Vic (Barcelona), donde nació Nuria y vivió hasta mudarse a Barcelona para iniciar sus estudios universitarios.

La masía ha sido reformada respetando la antigua estructura de la casa, permitiendo que se respire todo el encanto de las típicas casas de payés de hace 2 siglos pero disfrutando de todas las comodidades que puede ofrecer un hotel de lujo.

Las habitaciones son muy amplias y confortables, y todas disponen de un magnífico baño, ventanales con unas vistas espléndidas al exterior y toallas personalizadas.

No vamos a usar wi-fi, y pedimos a los asistentes que apaguen sus aparatos teléfonicos durante la estancia y dejen los ordenadores en casa. Queremos crear un entorno libre de geopatías, de estrés del “exterior” y de cosas que distraigan nuestra atención.

Al lado y anexado a la masía hay un espacio polivalente de 100 m2 con enormes ventanales, donde haremos cada mañana la sesión de yoga. Este espacio tiene conexión directa a la cocina y salida al jardín.

La casa tiene también un spa equipado con jacuzzi y una zona de relax con luces que crean un ambiente único para sentir la tranquilidad del entorno y disfrutar de algún momento de ocio. El espacio está situado en la parte más alta de la casa, que permite disfrutar de unas vistas espectaculares mientras descansamos dentro del jacuzzi.

En el exterior de la casa hay una piscina para poder darse un baño y sentir el contacto terapéutico y de renovación del agua en medio de la naturaleza.

Hay 7 habitaciones para los asistentes, y de ellas:

5 habitaciones dobles con baño privado, con una cama individual y la otra grande (de matrimonio).

1 habitación triple con baño privado y una gran bañera de diseño, con una cama grande y una individual pero con posibilidad de añadir otra.

1 habitación de cinco camas individuales con baño privado.

Durante un proceso como el que vamos a realizar en el retiro es importante compartir habitación con otras personas para no encerrarnos en nuestros miedos, para abrir nuestro corazón, para trabajar nuestra capacidad de adaptación, para salir de nuestra zona de confort y para darnos y dar al otro la oportunidad de conocernos también en relación. La casa es muy grande para poder disfrutar de ciertos momentos de soledad, también necesaria para el proceso. Hay espacio y momento para todo.


No se puede fumar ni dentro de la casa ni en el exterior. Recuerda que entre algunos de los motivos de hacer este retiro hay el de hacer un detox, con lo cual, no tendría ningún sentido que se fumara durante la estancia.