Retiros SEN

Los retiros SEN son el resultado de la experiencia de Nuria Roura en su búsqueda para encontrar la manera de depurar y sanar su cuerpo físico, mental, emocional y espiritual desde lo profundo, transformar su relación con la comida del miedo al amor, de la culpa al agradecimiento, y eliminar los pensamientos negativos y tóxicos. En definitiva, se trata de hacer un cambio de hábitos, pensamientos y paradigma espiritual profundo y progresivo a través del autoconocimiento, que lleven a uno mismo a aceptarse, amarse y dejarse en paz.

Parte de su método SEN está explicado en el libro “Detox SEN para estar sanos por dentro y bellos por fuera”, y Nuria ha querido compartir el resto de sus enseñanzas, aprendizajes y proceso de sanación a través de los retiros.

A nivel práctico, se trata que durante la semana del retiro se haga un detox SEN integral, que consiste en:

  1. Trabajar a nivel profundo el hambre emocional y la relación con la comida* para que el detox sea un punto de partida para REAPRENDER a comer, a quererse, a respetarse, y a VIVIR la vida desde el AMOR en lugar de hacerlo desde el miedo, la culpa y la ansiedad.   
  2. Seguir pautas de alimentación**, con un menú diseñado específicamente para depurar según la época del año;
  3. Seguir unas rutinas diarias de bienestar, que además ayudan a la eliminación de toxinas;
  4. Practicar técnicas de relajación;
  5. Hacer ejercicio físico suave y moderado en contacto con la naturaleza;
  6. Incorporar productos de cosmética, belleza y del hogar sin tóxicos;
  7. Rellenar un diario de alimentos;

* Para el trabajo emocional se realizan talleres terapéuticos cada tarde enfocados a sanar la relación con la comida. Lo que hacemos con la comida es una respuesta REACTIVA emocional, es un intento fallido de solucionar situaciones unidas a un recuerdo. Esta EMOCIÓN NO DIGERIDA ha tomado el timón de tu vida y bloquea tu voluntad de vivir.

**En cuanto a alimentación, lo más importante es lo que dejamos de consumir durante todo el detox, que son estos alimentos:

  1. Azúcar
  2. Alimentos procesados y refinados
  3. Alcohol
  4. Café
  5. Harina
  6. Gluten
  7. Lácteos
  8. Productos animales
  9. Soja
  10. Maíz

Durante todo el detox se consumen verduras, germinados, verduras fermentadas, algas, semillas, frutas y superalimentos en forma de zumos y batidos verdes, ensaladas, cremas y verdura elaborada en el wok o al vapor.

ensalada-kale-pepino-aguacate-y-cherry-1

Se sigue este tipo de alimentación principalmente por 4 pilares básicos:

  1. Son alcalinos

Comer alimentos alcalinos –verduras de hoja verde, germinados, algas, limón, aguacate – y agua alcalina nos permite tener una buena salud de nuestra sangre, órganos y tejidos. Un cuerpo ácido no absorbe las vitaminas, los minerales y otros nutrientes, le falta oxígeno y reduce su capacidad de reparar las células. Las enfermedades surgen de un cuerpo ácido. En cambio, si el cuerpo está alcalino, se cura rápidamente, está más oxigenado y ayuda a prevenir y curar enfermedades.

  1. Apoyan las funciones del hígado


Este órgano realiza funciones indispensables para el organismo, como transformar la energía en azúcar, grasas y proteínas, procesar las grasas digeridas, y filtrar para eliminar del organismo todas las toxinas que se le acumulan, ya sea por la alimentación, la respiración o por el contacto con el medio ambiente. Una parte importante para estar saludables es tener un hígado limpio. Para ello es básico tomar verduras frescas, evitar los productos químicos, movilizar las toxinas con ejercicio físico y cuidar el cuerpo emocional y mental.

  1. Permiten hacer una correcta digestión

Las malas digestiones pueden provocar deficiencias graves de nutrientes y toxicidad en el cuerpo, que son las principales causas de las enfermedades. Durante un detox, por ejemplo, se combinan bien los alimentos y no se consumen aquellos que dañan los intestinos y el sistema digestivo (procesados, azúcar, café, gluten, lácteos, harinas), se enfatiza la importancia de masticar, comer y vivir con menos estrés, y ser conscientes de qué comemos y cómo lo comemos.

  1. Son ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes, enzimas y clorofila

Las verduras crucíferas o de hoja verde ecológicas, por ejemplo, están repletas de antioxidantes y otros nutrientes que dan soporte a las enzimas que necesita el hígado para procesar y eliminar las toxinas. Comer este tipo de verduras aporta altas dosis de clorofila (la estructura molecular de la clorofila es parecida a la de la hemoglobina de la sangre), son increíblemente alcalinas y ayudan a tu cuerpo a mantenerse joven y protegerte contra enfermedades. Además, contienen muchos nutrientes fáciles de digerir, vitaminas y minerales, proteínas, fotoquímicos, bacterias saludables y ayudan a quemar grasas.

Directrices básicas que seguimos en el método Detox SEN

  1. Eliminamos de la dieta los alimentos que no depuran, que dejan residuo tóxico, que son acidificantes, que bloquean el hígado, que son inflamatorios, desmineralizan, debilitan y roban energía. No hay café, alcohol, azúcar, harinas, alimentos procesados y envasados, conservantes, colorantes, sal refinada, gluten, lácteos, productos de origen animal, soja y maíz.
  1. Comemos alimentos alcalinos, que no acidifiquen la sangre. Por lo tanto, comerás muchas verduras, en especial las de color verde (col, apio, brócoli, rúcula, canónigos), las de sabor amargo (rabanitos, endivias, alcachofas), los germinados (alfalfa, brócoli, cebolla, puerro, rabanitos) y los pickles (verduras fermentadas).

Ensalada-pepino-a-la-menta-3

  1. Consumimos alimentos de temporada, locales y ecológicos. Si queremos eliminar toxinas lo primero que debemos hacer es no ingerirlas. Hay alimentos que consumimos durante un detox que si los compramos de la industria convencional están repletos de pesticidas, herbicidas y funguicidas.
  1. Tomamos super alimentos desintoxicantes como aloe vera, algas chlorella o espirulina y hierba de trigo. Estos alimentos ricos en clorofila, ayudan a eliminar toxinas y depurar el organismo. Son un buen complemento si queremos acelerar el proceso de detox. Con poca cantidad de uno de ellos tendremos suficiente.

Shot-alcalino-5

  1. Seguimos rutinas diarias de bienestar, eliminación de toxinas y cuidado personal, como el cepillado de la lengua, el cepillado en seco del cuerpo, el frotado de toalla caliente, etcétera.
  1. Sustituimos el desayuno habitual por un vaso de agua tibia con limón y hierba de trigo en ayunas y después de hacer ejercicio físico suave (yoga, estiramientos o pilates) tomamos un delicioso batido verde. También aprenderemos a hacer zumos verdes. Si eres un “gran” bebedor de café intenta dejarlo paulatinamente días antes del detox para no tener dolor de cabeza durante el detox. Puedes sustituir el café por té verde con limón, porque aunque lleve un poco de teína es un antioxidante natural que apoya la desintoxicación e impide experimentar el dolor de cabeza de la abstinencia de cafeína.

BAtido-verde-tazon-pera-y-hojas-verdes-2

  1. Hacemos senderismo. Sudar es óptimo para conseguir liberar toxinas. Es importante movilizar el cuerpo para expulsar las toxinas mientras que a la vez nos ayuda a estrechar la relación cuerpo-mente-espíritu y favorece un sueño reparador, indispensable para el buen funcionamiento de nuestros órganos y la desintoxicación. Además, durante la práctica del senderismo estamos en contacto con la naturaleza, que nos permite conectar con nuestro ser y esencia profunda, y tomamos la Vitamina D del sol.
  1. Nos expresamos con el cuerpo. Hacemos dinámicas de grupo con la finalidad de desbloquearnos, divertirnos, reírnos, mover el cuerpo y sentirnos un TODO integrado.
  1. Hacemos talleres de cocina (opcionales, como todas las actividades organizadas) con la finalidad de que cada participante pueda seguir con una alimentación SEN bioindividualizada en casa. Además, cocinar relaja y nos ayuda a estar presentes en el “aquí” y el “ahora”.
  1. Bebemos más líquido que de costumbre, especialmente infusiones depurativas, caldos vegetales, agua filtrada o agua con limón. El cardo mariano, el boldo, el diente de león, el desmodium, la cola de caballo, o la alcachofa ayudan al proceso de desintoxicación porque apoyan el hígado, que es el encargado de depurar las toxinas, fabricar bilis y facilitar la digestión de las grasas. ES IMPORTANTE mantenerse bien hidratado durante todo el detox, ya que ayuda a deshacer las toxinas y, por lo tanto, a tener menos probabilidades de sufrir una crisis curativa (dolor de cabeza, mareos, ganas de vomitar…)
  1. Vamos de vientre cada día. Damos las herramientas y suplementos naturales indicados para poder ir de vientre cada día.
  1. Cenamos pronto y ligero para no sobrecargar el hígado, ya que a partir de las 22h este órgano empieza a hacer sus funciones de limpieza y eliminación, pero para hacerlo no puede estar a la vez recibiendo comida. Las cenas serán deliciosas cremas de verduras acompañadas de crudités, germinados y verduras fermentadas.

Crema-calabaza-3

  1. Desconectamos de la tecnología a partir de las 20h.
  1. Descansamos 8 horas, así evitaremos al día siguiente el deseo de falsos alimentos que dan energía rápida pero no duradera y bloquean el hígado, como el azúcar, la bollería dulce, el pan, el café o las bebidas azucaradas o energéticas. Al principio podemos pensar que necesitamos el café para despertarnos y afrontar el día, pero eso es solo un síntoma de que tenemos el hígado bloqueado y demasiadas toxinas. El agua con limón con hierba de trigo y los batidos verdes son las rutinas mañaneras que más energía nos dan a la vez que nos ayudan a desbloquear el hígado y a eliminar toxinas.
  1. Hacemos yoga, meditaciones y practicamos mindfulness. Nos dedicamos a “SER” en lugar de “hacer”. A menudo vivimos en una desconexión total con el cuerpo físico y mental. El cuidado de nuestra mente es tan importante como el cuidado de nuestro cuerpo físico, porque todo en nuestra vida está controlada por nuestra mente. Esto incluye nuestra capacidad para pensar con claridad, mantener una actitud positiva, mantener las cosas en perspectiva, y hacer buenas elecciones que estén en consonancia con nuestras esperanzas y sueños más elevados.

yoga-y-meditacion

  1. Trabajamos en profundidad el cuerpo emocional y el hambre emocional, para entender la relación entre alimentación y emociones a través de terapia, sesiones de coaching, astrología psicológica y otras herramientas de autoconocimiento y sanación.
  1. Dedicamos momentos al crecimiento y sanación espiritual, practicamos la gratitud a diario, la abundancia, los pensamientos y las afirmaciones positivas, y las visualizaciones

Los beneficios de este método SEN son varios, como por ejemplo…

A nivel físico y corporal:

  • Ayudar al proceso de eliminación de toxinas natural.
  • Eliminar toxinas acumuladas y depurar.
  • Evitar la astenia y las alergias.
  • Re-establecer el correcto funcionamiento de todos los órganos, como por ejemplo, mejorar la digestión.
  • Reducir la inflamación.
  • Recuperar energía, vitalidad y buen humor.
  • Sensación de ligereza y deshincharse.
  • Mejorar el aspecto de piel, uñas y pelo.
  • Controlar los niveles de glucemia.
  • Mejorar el rendimiento físico y mental.
  • Regular y mejorar el peristaltismo del intestino, favoreciendo su limpieza.
  • Regular el reloj biológico y dormir mejor.
  • Preparar el cuerpo para poder perder peso (grasa o líquido acumulado) si lo necesita.
  • Aprender a detectar qué te sienta bien y qué te sienta mal.
  • Nutrir celularmente tu cuerpo y re-educar el paladar; de manera que una vez finalizado el retiro te apetece continuar con la alimentación real y limpia en lugar de volver a los falsos alimentos procesados y refinados que te roban energía, minerales y salud.

A nivel emocional, mental y espiritual:

  • Hacer un reset, una pausa, a tu vida estresada.
  • Darse cuenta como comiendo más verdura y alimentos vivos tu vida mejora en todos los aspectos (físico, emocional, espiritual, mental).
  • Distinguir el hambre real del hambre emocional y lidiar con ello.
  • (Re)conectar con los deseos y necesidades saludables.
  • Aprender a detectar cómo nos relacionamos con la comida y con la vida y las personas.
  • Desapegarse de alimentos y personas tóxicas.
  • Entender cuál es la raíz en las conductas de comida compulsivas.
  • Detectar qué está desbalanceado en tu vida, cómo te afecta y aprender a solucionarlo.
  • Cambiar la crítica negativa y destructiva por amabilidad y aceptación.
  • Depurar emociones estancadas y mal digeridas para sanar desajustes intestinales.
  • Cómo perder peso, o ganarlo, y mantenerlo sin ansiedad y disfrutando del camino.
  • Cómo lidiar el cambio de hábitos con la vida familiar y social.
  • Dejar de buscar fuera las soluciones y las responsabilidades para encontrarlas dentro de uno mismo.
  • Encontrar nuestro propósito, nuestro aporte de valor y lo que nos hace únicos.
  • Cómo confiar en la vida, agradecer y vivir en abundancia para encontrar la paz interior.