HÁBITOS SALUDABLES

Información, recetas, consejos y recursos sobre estilo de vida saludable.
2018-03-25T11:06:25+00:00 28 noviembre 2017|

7 razones por las que una dieta para perder peso no funciona

Primero quiero explicar la diferencia entre dieta y régimen para que se entienda porqué hacer una dieta para perder peso al estilo “régimen de adelgazamiento” no funciona, mientras que seguir una dieta saludable enfocada en un momento puntual a perder peso sí puede funcionar.

Hacer una dieta implica que hay un cuidado en la alimentación y la variedad de los alimentos, mientras que hacer un régimen significa que hay una restricción en la cantidad de comida o la limitación de ciertos alimentos. Así, por ejemplo, uno puede hacer puntualmente una dieta detox breve para depurar en un contexto de alimentación saludable y en cambio otra puede hacer un régimen de adelgazamiento con muchas normas y restricciones que si lo alarga en el tiempo puede ser perjudicial, como puede ser la dieta Dukan.

Una dieta saludable basada en plantas, por ejemplo, incluye fruta, verdura, semillas, frutos secos, grasas saludable, cereales integrales y legumbres; mientras que hay personas que se ponen a régimen y quitan de su dieta algunos de estos alimentos saludables por miedo a que les hagan engordar o por considerarlos prohibidos. En mi consulta me encontraba muchas veces clientas que habían hecho dieta toda su vida y habían cogido miedo a comer fruta para merendar y pánico a las legumbres, a los cereales integrales o a las grasas como el aceite, los frutos secos o los aguacates.

Muchas veces se usa el término “dieta” mal y se mezclan los conceptos. Hay personas que dicen “estoy haciendo dieta” cuando están haciendo un régimen peligroso para su salud porque están dejando de comer alimentos saludables, sólo se basan en el ratio de calorías ingeridas y calorías quemadas o en hacer mucho ejercicio para quemar la mayor cantidad de calorías posibles. Y muchas personas no consiguen sus objetivos de perder peso de esta manera y si lo hacen al cabo de un año el 90% aproximado han vuelto al peso anterior o incluso más. ¿Por qué pasa esto?

Hay 7 razones por las que una dieta al estilo régimen para perder peso no funciona

1. Porque hay una deficiencia de calorías.

Debido a que tu cuerpo trabaja para mantener el peso corporal, cuando no recibe suficiente comida te quedas hambriento y privado de nutrientes. Cuando esto sucede de manera constante, desencadena una respuesta de supervivencia en la que el cuerpo desacelera el metabolismo para conservar recursos. Tu cuerpo conserva de forma inteligente su gasto calórico, porque no sabe cuándo tendrá acceso a los nutrientes que necesita. Esto es lo que nos mantiene vivos en tiempos de hambre. Así que, paradójicamente, no tener suficientes calorías puede hacer que tu cuerpo gane peso porque tu metabolismo se ralentiza al ponerse en modo “supervivencia”.

Cuando te ocurre esta situación de “morirse de hambre” disminuye tu metabolismo, buscas cualquier cosa para comer y, a menudo, no puedes sentir las señales de saciedad. Luego pierdes la posibilidad de hacer una elección consciente y calmada porque tu mecanismo de supervivencia anula el cerebro cognitivo. Al final terminas comiendo en exceso como un impulso para obtener la mayor cantidad de comida posible mientras tienes acceso a ella. Tu tripa se siente abrumada, tu cerebro se nubla, y luego puedes sentir culpa por ir en contra de tu objetivo para restringir la ingesta. Esta situación tan típica es la perfecta configuración para el fracaso en la búsqueda de pérdida de peso.

2. Porque se dejan de comer grasas saludables esenciales.

Algunos profesionales de la salud sugieren que un desequilibrio en el consumo de ácidos grasos omega-3 y omega-6 puede estar relacionado con la obesidad. Idealmente, tendríamos que consumir aproximadamente la misma cantidad de omega-6 y omega-3, pero debido en gran parte al mayor consumo de alimentos procesados que a menudo contienen aceites vegetales y otras grasas omega-6, el consumo de ácidos grasos omega-6 es demasiado alto, mientras que el consumo de grasas omega-3, que se encuentra en alimentos como las semillas de lino y las nueces, es demasiado bajo. Además, dejar de comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 puede provocar que se coma en exceso porque el cuerpo no recibe las comidas como completas y antoja grasas de cualquier manera, apareciendo entonces los antojos y los atracones de comida.

3. Porque hay deficiencia de proteína.

Muchas personas a menudo ven las legumbres, por ejemplo, como un grupo de alimentos altos en calorías que se tienen que prohibir si quieres adelgazar. Pero lo cierto es que estos alimentos son también fuente de hidratos de carbono de absorción lenta que dejan saciado durante muchas horas y, además, al ser ricos en proteínas ayudan a desarrollar la masa muscular, que de hecho es nuestro tejido quemagrasas.

4. Por hacer demasiado ejercicio físico.

Hacer ejercicio regular es muy importante, pero con 30 minutos de actividad física moderada a diario es suficiente. En cambio, si haces ejercicio demasiado intenso disparas la respuesta al estrés de tu cuerpo. Hacer esto repetidamente puede poner tu cuerpo en un estado de estrés crónico, y cuando ocurre esto tu sistema inmunológico se desacelera y se libera la hormona del estrés cortisol, que puede contribuir al aumento de peso. En algunas personas, este estrés constante puede incluso conducir a condiciones autoinmunes o hipotiroidismo, lo que probablemente esté relacionado con el aumento de peso, la depresión o la infertilidad.

5. Por el estrés que supone estar a dieta. 

El ejercicio excesivo no es el único aspecto de la pérdida de peso que puede desencadenar la respuesta al estrés de tu cuerpo. Preocuparse constantemente por lo que se come, contar calorías y perderse el placer de comer también puede estresar a tu cuerpo. En lugar de tratar de ajustarte a las estrictas reglas de una dieta, simplemente se trata de comer alimentos saludables que además satisfagan tu paladar.

6. Porque se suprime el placer. 

El placer es esencial para la vida. Sin placer en tu dieta tiendes a tener más hambre, a ansiar y antojar ciertos alimentos, a pensar constantemente en la comida y, por lo tanto, a “caer en la tentación” porque nos rebelamos y reaccionamos contra la deficiencia y la restricción a través de la ingesta excesiva.  El cerebro no sólo está conectado por el placer de hacer actividades que nos gusten, también para sentir placer cuando comemos, porque comer es esencial para la supervivencia.

Además, el placer es una de las experiencias más significativas que podemos tener. Cuando nos permitimos el placer en nuestra vida nos sentimos vivos, porque al hacerlo nos alineamos con la creencia de que ya somos merecedores de amor y de placer. Llegar a sentir un gran placer con la comida saludable y permitirnos comer de manera intuitiva y flexible lo que nos apetece llega a ser una experiencia increíble.

7. Porque la mayoría de dietas para perder peso son insostenibles. 

La mayoría implican protocolos exigentes, alientan a consumir alimentos procesados y bajos en calorías y tienden a provocar la falta de ciertos nutrientes, así que no se pueden mantener a largo plazo y tarde o temprano lo que hay que hacer es aprender a comer saludable.

Com dice Marc David, fundador del Institute for the Psychology of Eating, “tu cerebro cognitivo nunca va a ser más astuto que tu cerebro, no por falta de fuerza de voluntad, sino porque así es como estamos conectados para sobrevivir. En lugar de perder mucho tiempo engañando tu cuerpo a expensas de tu sistema nervioso central o la salud, lo puedes trabajar con el funcionamiento natural de tu cuerpo. Puedes darle a tu cuerpo un flujo constante de alimento placentero para que pueda proporcionarte energía y vitalidad. Mantener una corriente constante de nutrientes mantiene tu azúcar en la sangre estable, te da capacidad de concentración y claridad mental. Además, si aprendes a comer saludable sin morirte de hambre tomas decisiones más inteligentes y conscientes sobre qué alimentos comer o no y en qué cantidades.”

Un abrazo,

Nuria

Bibliografía: Institute For The Psychology of Eating

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
RESPONSABLE NURIA ROURA SEN SL
FINALIDAD GESTIONAR EL ENVÍO DE INFORMACIÓN Y PROSPECCIÓN
COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE
LEGITIMACIÓN CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO
DESTINATARIOS EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE
TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD
DERECHOS
ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASÍ COMO
OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACIÓN ADICIONAL
INFORMACIÓN ADICIONAL PUEDES CONSULTAR LA INFORMACIÓN ADICIONAL Y DETALLADA
SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS AQUÍ