Alcohol y tabaco: dos grandes enemigos de la salud

Hoy, a parte de explicarte el daño de estas dos drogas “legales”, te quiero hacer consciente del porqué real de su consumo, porque es cuando tenemos información que tomamos decisiones conscientes.

El Alcohol

Todos sabemos que el alcohol no es bueno para la salud. Altera y daña desde el cerebro pasando por la piel, los músculos – incluido el corazón -, el estómago, el sistema reproductivo, y nuestras células!

A nivel energético nos enfría el cuerpo, dispersa, nos saca de nuestro centro y nos evade emocionalmente.

A nivel emocional, si se consume alcohol de forma regular, nos hace caer en un estado pasivo, de victimismo, depresivo, sin energía ni vitalidad, y con más necesidad de dormir de lo habitual. A parte, nos afecta a la memoria y la concentración, nos hace sentir débiles e hipersensibles.

A nivel mental nos hace perder el foco y la dirección en la vida, provoca que estemos siempre como en la nubes y con falta de enraizamiento. Si se abusa del alcohol se pierde la conciencia de lo que se hace.

A nivel físico debilita nuestro sistema inmune, el nervioso, el circulatorio, el digestivo y el óseo. Nos provoca desajustes digestivos como diarreas o estreñimiento, dolores de cabeza, acné, etc. El alcohol se convierte en azúcar, crea obesidad, diabetes, desmineraliza, puede ocasionar inflamación y destrucción de las células hepáticas, úlceras, cáncer de intestino o colon. Interfiere en la capacidad del cuerpo de absorber el calcio, disminuye la resistencia a las infecciones pulmonares, da lugar a un ritmo cardíaco irregular, inhibe la producción de glóbulos rojos y blancos y, además, crea dependencia. En definitiva, el alcohol es altamente acidificante y, por lo tanto, no es un aliado de nuestra salud y nuestra belleza.

El Tabaco

Que el tabaco es dañino y que no se tendría que consumir es sabido por todo el mundo, pero ¿sabes qué esconden realmente los cigarrillos?

El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias químicas, muchas de ellas cancerígenas, como alquitranes, arsénico, cadmio, níquel, polonio o uretano.

Los pulmones se deterioran, y es por este motivo que el cáncer de pulmón, el enfisema y la bronquitis crónica son las 3 enfermedades más comunes directamente asociadas con el fumar.

La piel, que como es sabido es el órgano más grande del cuerpo, sufre tanto que lo demuestra de varias maneras: bolsas debajo los ojos, arrugas prematuras, envejecimiento de la piel, dermatitis, cáncer de piel, psoriasis, etc.

La piel es la primera barrera contra virus y bacterias y si está debilitada es mucho más fácil que entren y se apoderen de otros órganos hasta llegar a la sangre.

El sistema reproductivo queda afectado, ya que provoca infertilidad, embarazos con malformaciones y disfunción eréctil.

Los ojos se dañan hasta el punto de poder sufrir cataratas, glaucoma, retinopatía diabética y el síndrome del ojo seco.

Uno de los órganos más importantes en la desintoxicación del cuerpo, el hígado, no puede realizar sus funciones al ser él el primero en estar intoxicado. Cáncer de hígado, diabetes, hepatitis, entre otros muchos, son las consecuencias del tabaco.

Algunas otras consecuencias para nuestra salud y nuestra belleza derivadas del consumo de tabaco pueden ser, por ejemplo, debilitamiento y caída del cabello, inflamación de las encías y una mala salud bucal, coloración de los dedos y las uñas, cansancio, complicaciones respiratorias, problemas de circulación, trastornos digestivos (úlceras, ardores de estómago, gastritis), debilitamiento del sistema inmunológico, tos, catarros, y reducción de la esperanza vida entre cinco y ocho años, entre otros.

¿Qué esconde realmente el consumo de estos tóxicos?

Evasión y emociones que no se quieren sentir. Así de sencillo. El alcohol adormece el cerebro y dejamos de pensar, así que cuando lo consumimos conseguimos evadirnos de la realidad y de tener que enfrentarnos también a algunos sentimientos o circunstancias con la que no queremos afrontarnos, por ejemplo. Y consumimos tabaco también para pasar el tiempo, por aburrimiento, por inercia, por nerviosismo, por ansiedad, etc.

Como he dicho antes, el alcohol adormece el cerebro y se deja de pensar. Y en ese momento uno no se da cuenta que cuando se levante todo se va a magnificar, desde los problemas a los sentimientos y pensamientos. No será real pero es lo que se sentirá en ese instante, y se vivirá con tanta intensidad que se entrará en un estado depresivo cada vez más difícil de tratar.

Coraje, autoconocimiento y sinceridad será necesario para empezar a aceptar y ser conscientes de qué es lo que pasa en nuestras vidas. Ver cómo el cuerpo reacciona a cada situación te puede dar muchas pistas, como por ejemplo apretar las mandíbulas puede significar ira o frustración, un estómago revuelto nos indica miedo o ansiedad, y pies o manos inquietas puede ser un signo de aburrimiento.

El siguiente paso es trabajar en esa emoción en concreto. Sentirla, dejarla crecer, mirarla con curiosidad, aceptarla, respirarla y soltarla.

Un abrazo de lo más sano y fuerte de una persona que consiguió dejar de fumar y beber. Así que si yo he podido, tú también puedes!

Necesitas acompañamiento?

DESCUBRE MI PROGRAMA ONLINE: VIDA SEN.

EMPIEZA UN NUEVO ESTILO DE VIDA SALUDABLE, SUELTA LOS MIEDOS Y APUESTA POR TU SALUD Y TU FELICIDAD.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: NURIA ROURA SEN SL. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN NUESTRA PAGINA WEB.