EL TRIGO SARRACENO: NUESTRO ALIADO CONTRA LA FATIGA

12659403-trigo-sarraceno-crudo-en-plato-negro-aislado

 

El trigo sarraceno es un grano triangular con forma de pirámide y de color grisáceo.
Es originario de Asia central y uno de los alimentos más antiguos y tradicionales de Rusia. A pesar de su nombre no es realmente un miembro de la familia del trigo, sino más bien un pariente del ruibarbo. De todos los granos, el trigo sarraceno o alforfón es el que tiene el mayor tiempo de tránsito en el tracto digestivo y es el que más satisface. Es el cereal más energético y nutritivo. Ideal en países fríos o en invierno y es muy conveniente para personas mayores, niños y convalecientes.

Características

  • No contiene gluten.
  • Su contenido en vitaminas del grupo B junto con su aporte de hierro son buenos aliados contra la anemia.
  • Es rico en Vitamina E.
  • Al ser un alimento rico en ácido oleico, linoleico, palmítico y linolénico nos ayuda en la lucha contra el colesterol y las enfermedades cardiovasculares.
  • Es “el rey de la proteína vegetal” debido a su alto contenido en proteínas (entre un 10 y un 13 %) y a su gran disponibilidad (se calcula que podemos asimilar el 70 %).
  • Es muy rico en el aminoácido Lisina (escaso en las proteínas vegetales) y en otros aminoácidos esenciales (arginina, metionina, treonina y valina).
  • Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ayuda a crear la sangre; neutraliza los desechos tóxicos ácidos.
  • Beneficia la circulación.
  • Fortalece los riñones.
  • Ayuda a calentar el cuerpo; es bueno comerlo en días o lugares fríos.

Usos
El trigo sarraceno se puede consumir en forma de grano y en forma de harina. De su harina se elabora pasta o Soba (como
se conoce en Japón), crepes, sémolas y pasteles. Los granos tostados se conocen como Kasha.
Tiene un sabor fuerte, intenso y terroso y rinde para una comida muy abundante. Se puede comer como un cereal caliente de desayuno, como acompañante o como plato principal de cereales mezclado con vegetales.

Compra y almacenamiento
Prefiere el trigo sarraceno ecológico que puedes conseguir en las tiendas naturistas. Se puede guardar en un frasco hermético o en un envase de vidrio durante muchos meses.

Preparación
Enjuaga el trigo sarraceno antes de cocinarlo y utiliza una medida de trigo sarraceno por dos o dos y media de agua. Hierve el agua, pon sal marina y luego el trigo sarraceno. Una vez vuelve a hervir baja el fuego al mínimo y déjalo cocer 20 minutos.
La única manera de cocinar el grano es añadiéndolo al agua hirviendo. Esto mantiene los granos separados y los hace menos pastosos. También acelera el proceso de cocción. No lo agregues al agua fría, ya que no se cocinará correctamente.

trigo sarraceno 

Print Friendly

9 Comentarios

Responder