Estrés: cómo combatirlo de manera saludable

Todos o casi todos hemos experimentado el estrés de una jornada laboral.

Sabemos que estamos bajo estrés porque repetimos frases como: “estoy quemado”, “no puedo más”, “estoy estresado”, “no tengo tiempo para mi” o “necesito un respiro”.

No ponerle solución puede ser muy contraproducente, porque altera nuestro bienestar. Terminamos comiendo con ansiedad, por ejemplo, o quemándonos del trabajo.

Cuando intentamos calmar el estrés con la comida terminamos haciendo un abuso de algunos alimentos poco saludables. Y, además, acabamos haciendo malas combinaciones que nos dificultan la digestión.

Para que esto no te vuelva a ocurrir, te propongo unas ideas para des-estresarte de verdad. Las puedes hacer en la comodidad de tu casa, sin gastarte un dineral. Y, además, a diario. De esta manera  para que el estrés sea ya cosa del pasado y nunca más digas

Trucos para combatir el estrés

A continuación te comparto los trucos que a mi más me funcionan (no pasa nada si te saltas alguno, son sólo sugerencias):

1. Encender una vela, incienso o un aceite esencial. A mi personalmente el que más me gusta y me relaja es el aceite esencial de lavanda, que también lo tengo para ponerlo en la almohada.

2. Comprar flores frescas. ¿Te has fijado que en los spas más lujosos hay siempre muchas flores? Aportan energía de bienestar, tranquilidad, placer y amor hacia los otros y uno mismo.

3. Sumergirse en una bañera relajante. El agua es medicinal, curativa, regeneradora, limpiadora de energía, renovadora y sanadora del cuerpo físico, mental, emocional y espiritual. Si añadimos algún jabón aromático ecológico al agua convertimos esta bañera en algo muy placentero y relajante. Yo además añado un poco de sales Epsom, porque ayudan a eliminar toxinas del cuerpo.

4. Exfoliar el cuerpo. Para mi es una manera no sólo de eliminar células muertas de la piel, también de exfoliar pensamientos negativos y dejar atrás todo lo que me ha estresado durante el día. Es muy importante usar exfoliantes ecológicos y que tengan un aroma agradable.

5. Hidratar la piel. Al igual que el exfoliante, debemos poner en nuestra piel sólo productos ecológicos. Mi consejo es usar sólo aquello que podríamos ingerir, ya que lo que ponemos en nuestra piel lo absorbemos. En mi caso utilizo sólo aceites vegetales, y mis preferidos son el de coco, de rosa mosqueta, de argán, de aguacate, de cáñamo, de sésamo y de aloe vera.

6. Hacer un snack saludable. Escuchar el cuerpo y saber primero si nos apetece algo dulce o salado. En caso de dulce me preparo un buen batido verde, un pudín de chía, una trufas crudiveganas, una bebida vegetal con algarroba o cacao o un yogur vegano casero; y en caso de apetecerme algo salado me preparo aguacate y olivada, humus con palitos de verduras, chips de kale que siempre están en mi despensa o me tomo frutos secos o pipas de girasol y calabaza tostadas con vinagre de umeboshi.

7. Preparar una sauna. Hay días en los que necesito una dosis extra de calor (interno y externo), silencio, solitud y reconectar conmigo, y la sauna es lo que más me “sacia” estas necesidades. Pongo el agua muy caliente, cierro la puerta del baño, cierro las luces y dejo sólo las velitas y el aceite esencial o el incienso.

8. Hacer una limpieza de la casa y/o cocinar. Realmente es una técnica de relajación que a mi me funciona siempre, y lo hago muy a menudo. Limpiar la casa, eliminar o reorganizar lo que se acumula en ella, y sobretodo cocinar, me relaja muchísimo.

9. Escuchar música y cantar. La música amansa las fieras. Y si encima cantamos lo que vamos escuchando ya es la bomba. Tengo listas en Spotify con canciones de todos los estilos que me gustan, desde las más relajantes hasta las más marchosas y cañeras.

10. Leer o mirar algún vídeo. A veces tengo tantas cosas en la cabeza que me cuesta abstraerme y leer, o me cuesta leer libros que no tengan nada que ver con mi profesión, entonces lo que hago es ver algún vídeo en Netflix o Youtube.

11. Cepillar, abrazar y besar a mis gatas. Dedicarle un tiempo a mis gatas para abrazarlas, achucharlas, cepillarlas y besarlas realmente me relaja, me des-estresa y me llena de amor. Es para mi, sin duda, un alimento primario junto con el ejercicio físico, las relaciones con los demás y la espiritualidad.

12. Hacer ejercicio y saltar en el mini trampolín. Me pongo con música cañera y divertida de fondo mientras canto y saco toda mi energía.

13. Tomar el sol. Durante el día, en verano o primavera o cuando hay rayos de luz en invierno, hacer una pausa en el trabajo y tomar el sol durante 10 minutos me da mucha energía positiva y elimina el estrés automáticamente.

14. Escribir. Eliminar de mi cabeza aquello que me preocupa plasmándolo en un papel siempre me ha funcionado. A veces tenemos muchas cosas en la cabeza, pero cuando las escribimos nos damos cuenta que no es para tanto y ya las eliminamos para tenerlas organizadas.

15. Usar una botella de agua caliente. Es una técnica infalible cuando queremos relajarnos. Nos ofrece un estado profundo de relajación. Si lo colocamos en la espalda nos libera de tensiones, y en el abdomen nos ayuda a hacer una buena digestión, relajar todo el cuerpo y fomentar un sueño reparador.

2 respuestas

  1. Gracias por el post, ha sido muy interesante, me puedes recomendar un exfoliante ecológico y dónde adquirirlo vía online, gracias nuevamente por tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: NURIA ROURA SEN SL. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN NUESTRA PAGINA WEB.