DIY: Desodorante casero fácil y barato

Hoy voy a confesarte algo… Nunca había usado desodorante… Primero porque odiaba su textura y el contacto con mi piel, y segundo porque nunca había desprendido mal olor. Pero como tantas cosas en mi vida, esto ha cambiado. A raíz del cambio hormonal y al volver a tener la menstruación (¡y sentirme mujer!) empecé a experimentar cambios en mi piel: más tersa, más llena, más suave, más luminosa, más oxigenada… pero a la vez desprendo más olor y sudo más. Pasé un tiempo trampeando esto como pude porque el hecho de darme cuenta que quizás necesitaba algún producto que me frenase el olor necesitó su proceso. Al final pensé que tenía que haber alguna manera para hacer mi propio desodorante que no tapase los poros, que fuera ecológico, que no tuviera aluminio, que fuera sostenible con el medio ambiente, que no tuviera una textura desagradable y que hidratara mi piel a la vez. Investigué por mi amigo Internet y con todo lo que fui leyendo creé mi propia versión de desodorante (como verás, admite variaciones que te comentaré…).

Ingredientes

  • 2 cucharadas (30 g) de bicarbonato de sodio
  • 6 cucharadas (72 g), de polvo de arrurruz o amidón de maíz (yo aprovecho el kuzu que tengo en casa)
  • 12 gotas de aceite de rosa mosqueta, o de árbol de té o de algún aceite esencial que te guste (por ejemplo: lavanda, limón, eucalipto, sándalo, manzanilla…)
  • 2 cucharadas (30 g) de aceite de coco derretido

Preparación

  • Mezclar (o triturar) bien el bicarbonato de sodio, el kuzu y el aceite en un tazón.
  • Agregar el aceite de coco y remover hasta que la mezcla esté bien suave.
  • Para conservarlo, usar un bote hermético reciclado o bien utilizar un antiguo bote de desodorante roll-on.
  • Aplicar menos desodorante que del convencional.

Notas

  • Los aceites esenciales no son imprescindibles ya que tanto el bicarbonato como la harina de maíz o el kuzu absorben muy bien los olores y la humedad, pero los aceites esenciales dan frescor y algunos como el árbol de té tiene capacidades antibacterianas.

9 respuestas

  1. Me imagino que el aceite al que haces referencia en el punto 1: «Mezclar (o triturar) bien el bicarbonato de sodio, el kuzu y el aceite en un tazón.», es el aceite esencial no???, y luego mezclar con el de coco. Es así?. Gracias por la receta y un saludo.

  2. Hola Nuria, el aceite de rosa de mosqueta es un Aceite Vegetal que es bien diferente a los esenciales por lo que la dosificación es bien distinta. Yo no lo recomendaria por el alto nivel oxidativo que tiene. Por otro lado, los aceites esenciales citricos son fotosensibilizantes asi que si usamos el limon y nos exponemos al sol puede causar quemaduras. Gracias.

  3. Pingback: Mi Top 10 del 2014
  4. Gracias por compartir ésta y otro tipo de recetas. Comentar que en este caso concreto, he seguido las instrucciones y sale muy apelmazado.He añadido más aceite de coco y nada..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESPONSABLE: NURIA ROURA SEN SL. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVIO DE INFORMACION Y PROSPECCION COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASI COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACION ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACION ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCION DE DATOS EN NUESTRA PAGINA WEB.