Los 8 motivos que te impiden bajar de peso

candidiasis

Ahora que se acerca la próxima edición de un detox on-line y esta vez junto con el programa Revolución SEN, he estado pensando que muchas personas se apuntan por varios motivos pero casi siempre son los mismos: aprender a comer más saludable, eliminar toxinas, restablecer el buen funcionamiento de todo el organismo para dejar de tener digestiones pesadas o sentirse hinchadas por ejemplo, y también, por supuesto, bajar de peso para alcanzar de nuevo aquél con el que se sienten ellas mismas, se ven guapas y se sientes ágiles y saludables. Pero hay algunas mujeres que a pesar de seguir una alimentación hipocalórica durante unos días, no consiguen bajar de peso. Esto también lo veo en la consulta cuando llega una clienta nueva y me dice que soy su último esfuerzo porque ha hecho dietas toda su vida sin éxito y ya está desesperada. Otras clientas han entrado en la etapa de la menopausia y han empezado a engordar, a hincharse y a tener una dificultad enorme para eliminar grasa y/o líquidos.

Así que he pensado escribir un post para explicar los 8 motivos principales que te impiden bajar de peso:

1. Desequilibrio entre los niveles de estrógenos y progesterona

Muchas mujeres en edad fértil tienen unos niveles demasiado altos de estrógenos. Los estrógenos hay que eliminarlos (metilarlos) para no tenerlos en exceso. Además, hay estrógenos que provienen de la dieta y otros que provienen del medio ambiente, como los disruptores endocrinos presentes en los plásticos tóxicos elaborados con bisfenol A (llamado también BPA) , los parabenes y los ftalatos (presentes en la cosmética por ejemplo), el teflon con el que se fabrican las sartenes antiadherentes, los pesticidas, los escapes de los automóviles, los jabones, los muebles y las alfombras.

Es importante seguir una alimentación real, limpia, natural y ecológica (todas las recetas de este blog son tus aliadas), no tomar café, reducir el estrés y, además, dejar de usar el tupper de plástico (excepto si lo compras libre de BPA), usar cosmética natural ecológica y revisar los productos de limpieza de la casa para cambiarlos a los ecológicos.

Si quieres hacerte tu propio jabón de lavar ropa AQUÍ tienes un paso-a-paso.

Para empezar a hacer tu propia mascarilla facial puedes ver mi receta favorita AQUÍ.

Para prepararte tu propio desodorante AQUÍ tienes la fórmula básica.

2. Desequilibrio de la flora intestinal

Hoy en día la mayoría de la población tiene una disbiosis intestinal, una microbiota intestinal pobre y un exceso de levaduras, bacterias y hongos, como por ejemplo, candidiasis. Estas personas consiguen bajar de peso cuando empiezan a seguir una alimentación pensada para sanar los intestinos (AQUÍ puedes ver y comprar mi ebook “Guía SEN para eliminar la candidiasis”) acompañada de suplementos que apoyen el tratamiento.

Nuevos estudios demuestran que hay una bacteria llamada Akkermansia que cuando no hay suficiente de ella en nuestros intestinos puede provocar estreñimiento y subida de peso. No hay ningún suplemento por el momento para hacer incrementar los niveles de Akkermansia pero sí se sabe que comer almidón retrogradado / resistente es beneficioso para este efecto prebiótico. Los plátanos verdes, la patata hervida con piel y enfriada a 6º en la nevera, y el arroz y las legumbres hervidos y enfriados también en la nevera para ser consumidos al día siguiente son alimentos que pueden ayudar a bajar de peso si el problema está en los niveles reducidos de la bacteria Akkermansia.

Te dejo una receta para subir los niveles de Akkermansia y más información AQUÍ.

Te dejo una receta ideal para una dieta de eliminación de cándidas AQUÍ.

Un exceso de la bacteria e-coli también puede ser la causa de no bajar de peso.

3. Deficiencia de Vitamina D

El déficit de Vitamina D es muy común en el siglo XXI porque la mayoría de personas trabajan todo el día en oficinas donde no entran los rayos solares, y porque con el incremento de los cánceres ha crecido la consciencia del uso de cremas de protección solar. La deficiencia de esta vitamina, que actúa como una hormona en nuestro cuerpo, se relaciona con el aumento de peso, alergias, asma, fatiga crónica y/o fibromialgia, e incluso el cáncer.

En ESTE artículo te explico cómo conseguir aumentar tus niveles de Vitamina D.

4. No dormir lo suficiente

Dormir las horas suficientes es indispensable para reparar las hormonas, las células y el cerebro. Hay dos hormonas que son la clave en la relación entre el sueño y la perdida de peso: la leptina y la grelina. La leptina, por ejemplo, es la que se encarga de enviarnos la señal de cuándo dejar de comer y también de decirnos cuando nos están faltando horas de sueño. La grelina, por su parte, es la hormona encargada de decirnos cuándo comer, y si estás durmiendo poco esta hormona crece, de manera que necesitarás comer más a menudo porque te estará enviando más señales de “necesitas comer”.

Es importante revisar cómo son tus hábitos de dormir: si mantienes un horario, desconectar de la tecnología 3-4 horas antes de irte a dormir, dejar a un lado las preocupaciones (puedes escribirlas), no discutir antes de ir a la cama, que las luces de tu habitación sean de color cálido, cenar ligero y lo antes posible, etcétera. Si a pesar de hacer bien todo esto no consigues dormir lo suficiente es importante que te pongas en manos de un profesional para averiguar qué ocurre y ponerle solución: puede ser que estés durmiendo en un sitio donde haya geopatías, puede también que la causa de tu insomnio sea hormonal, puede ser una deficiencia de melatonina o triptófano o magnesio, puede que sea una consecuencia del estrés o de preocupaciones, etcétera.

5. Niveles altos de cortisol

El cortisol es la también llamada “hormona del estrés”, y es responsable sobretodo del exceso de peso y grasa en la zona abdominal.

Las personas “adictas” al café o té que comentan que sin estas bebidas no “tiran” es muy probable que estén acumulando grasa abdominal, ya que están sufriendo subidas y bajadas de los niveles de cortisol. El cortisol se asocia al aumento del apetito, los antojos de azúcar y a una subida, por lo tanto, del peso corporal.

6. El consumo de alimentos procesados

Este tipo de “alimentos” tienen un exceso de sodio en forma de sal refinada, azúcar o edulcorantes artificiales y otros ingredientes tóxicos que provocan inflamación y aumento progresivo de peso.

Si el motivo por el que no consigues bajar de peso es este, es tan simple como dejar de comprar estos falsos alimentos y basar tu alimentación en comprar todo aquello que no vaya envasado, sea fresco y natural: fruta y verdura, semillas, frutos secos, granos, legumbres y algas. Y si vas a comprar algo que es envasado lee muy bien las etiquetas para ver qué ingredientes contiene y no te dejes confundir por los anuncios o destacados de “bajo en grasa”, “desnatado”, “sin gluten”, “sin azúcares añadidos”, “natural”, “saludable”, etcétera. problema para bajar de peso es esteEl exceso de sodio, los OMG y el azúcar son los ingredientes que son tanto inflamatoria y las causas del exceso de peso oculto. Sólo porque es en una tienda de alimentos saludables y es “libre de gluten” o “bajo en grasa” o “natural” no significa que es bueno para ti. Me tomó mucho tiempo para superar esto, porque los envases con las palabras “natural” y “saludable” es muy tentador.

7. No consumir suficientes verduras de hoja verde y crucíferas

Este tipo de verduras, y sobretodo la col, col rizada, kale, coliflor, col china y el brócoli  a parte de que tienen mucha fibra y dan la sensación de saciedad durante muchas horas, también son ideales para bajar de peso porque favorecen la eliminación y el equilibrio de los estrógenos.

Una manera muy fácil de consumir más verduras de hoja verde y crucíferas es tomando cada día un zumo o batido verde. En el apartado de recetas de este blog puedes encontrar muchas recetas.

8. Comer demasiada grasa y/o azúcar

Parece obvio cuando la persona está consumiendo mucho queso, carne, embutidos, pasteles o dulces, pero no es tan obvio en otras personas que, por ejemplo, siguen una alimentación crudivegana o paleo. Algunas personas crudiveganas consumen mucho azúcar de coco, ágave, sirope de arce, dátiles, y también mucha grasa en forma de frutos secos y semillas. Y también hay personas que se han sumado a la dieta paleo y eliminan los cereales y granos en general y lo substituyen por más grasa. No es que estas dietas no funcionen o sean contraproducentes para todo el mundo, pero puede que a ti en concreto no te esté funcionado porque lo que es bueno para uno puede ser perjudicial para otro. Revisa tu dieta anotándola en un diario de alimentos porque te será muy útil para ver reflejado en qué puedes estar excediéndote y ver cómo rectificarlo.

Tengo dos ebooks que te pueden ayudar a preparar recetas SEN bajas en grasa y azúcar a parte de contener información teórico-práctia: “La solución final a los antojos” y “Pierde peso y gana energía eliminando el azúcar blanco de la dieta”.

 

Print Friendly

Comentarios cerrados